FUNCIONAMIENTO, FALLA DEL REGULADOR DE PRESION DE COMBUSTIBLE

El propósito del regulador de presión de combustible es esencialmente controlar y mantener una presión de combustible constante. Esto evita que se dañen otros componentes, como los inyectores de combustible o los conductos del sistema de combustible. También contribuye a un rendimiento óptimo del motor y a la eficiencia de la combustión.

Este regulador también permite devolver el combustible al depósito cuando la presión es demasiado alta. Por lo tanto, también tiene la capacidad de crear reflujo.

Cómo funciona el regulador de presión

Consta de un depósito metálico, un muelle y una válvula que regula el flujo de combustible a través de un muelle de compresión que está directamente conectado al colector de admisión. La válvula puede ser mecánica o una electroválvula que funciona mediante un solenoide de control y un sensor.
Cuando la presión es superior a la tolerada por los inyectores, actúa cerrando el paso de combustible a las válvulas de admisión. Al mismo tiempo, este combustible es forzado a través del circuito de retorno, descomprimiendo el diafragma.

Dependiendo del fabricante, el regulador de presión puede estar situado en diferentes posiciones. Sin embargo, lo más habitual es que se instale en el colector o junto a la bomba de combustible.

Por qué necesitas un regulador de presión

La mayoría de los tipos de motores no funcionan continuamente. Tanto el régimen del motor como el nivel de carga cambian constantemente mientras conducimos nuestro vehículo. Esto afecta al flujo de combustible en el sistema de combustible del vehículo, por lo que se necesita un sistema que mantenga la presión constante.

Si esa presión no está en el nivel adecuado, causará varios problemas. Por ejemplo, si la presión es demasiado baja, los inyectores de combustible no atomizarán bien el combustible y habrá más detonación en las cámaras de combustión. Por otro lado, si la presión es demasiado alta, hay muchos componentes que podrían deteriorarse porque se superarían sus límites de tolerancia.

Fallo del regulador

Uno de los problemas más comunes de los reguladores de presión es que la válvula de presión de combustible se queda abierta. El síntoma obvio es la falta de presión de combustible, que puede hacer que el motor se cale. La forma más fácil de diagnosticar este problema es buscar una obstrucción en la línea de retorno que lleva el combustible de vuelta al tanque.

En estas circunstancias, lo más aconsejable es sustituir el regulador de presión, ya que no es un elemento caro. Suele costar entre 20 y 40 euros en cualquier tienda online de recambios de motor. Es mejor comprar un original, aunque hay marcas muy reputadas que los fabrican para cada modelo, como es el caso de Bosch. Por cierto, es uno de los fabricantes de componentes electrónicos que hace reguladores para las marcas de automóviles.

Hay que tener en cuenta que hay modelos en los que el filtro de combustible contiene el regulador de presión. En este caso, el precio no suele variar mucho, ya que suele costar más o menos lo mismo que un regulador independiente.

About mecánicos online

Check Also

CÓMO ANILLAR UN PISTÓN CORRECTAMENTE Y QUÉ MÉTODOS UTILIZAR

¿Cómo podemos anillar un pistón y qué métodos debemos utilizar? Hola, buenos días en este …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies